La calzada del gigante
Belfast,  Visitar Irlanda

Guía completa para visitar Irlanda del norte en pocos días

Si quiere escapar unos días, o si quiere disfrutar de un fin de semana largo, Irlanda del Norte no está lejos. He preparado un pequeño programa para usted.

Día 1: Visitar Belfast


Uno no simplemente pasa por la capital sin detenerse. Diferente a París, Londres y Nueva York, lugares en los que uno puede ahogarse en las multitudes, Belfast es un capital de tamaño humano que, sin embargo, tiene mucho que ofrecer en términos de actividades.

Comencemos con el Ulster Museum, el museo nacional. Sus colecciones permanentes incluyen:

– 12.000 cuadros, ¡y más nada! Artistas irlandeses, por supuesto, pero también ingleses, italianos y flamencos. Una de sus galerías se dedica al arte contemporáneo y tiene magníficas piezas, principalmente británicas y estadounidenses. También podrá admirar esculturas de los siglos del XVIII al XX.

– Las artesanías tampoco faltan. Porcelanas, tapices, trajes y joyas de época, vidrios soplados, muebles y muñecas… Venga a viajar en el tiempo y admirar estos objetos cotidianos bien conservados.

– ¿Le gusta más la historia natural? Aquí le esperan colecciones dedicadas a plantas, animales, fósiles y minerales.

No dude en visitar la página web del museo antes de su visita para ver cuáles son las exposiciones para su fecha.

A un tiro de piedra del museo, encontrará los jardines botánicos (Botanic Gardens). El edificio, del siglo XIX, y el parque son el hogar de plantas exóticas de todo el mundo, llenas de colores y olores. Un pequeño y bonito oasis en el corazón de la ciudad.

Jardines botánicos de Belfast.

Puede visitar el Belfast City Hall (ayuntamiento) también. Un muy hermoso edificio neobarroco de finales del siglo XIX en el que se exhiben esculturas y pinturas entre columnas de mármol. Fuera del ayuntamiento, encontrará varios monumentos dedicados a antiguos alcaldes, la Reina Victoria, y a los náufragos del Titanic.

Ayuntamiento de Belfast. Se trata de un hermoso edificio neobarroco de finales del siglo XIX en el que se exhiben esculturas y pinturas entre columnas de mármol.

La Catedral de Santa Ana y su arquitectura románica acogen a coros de todo el mundo. Ya que se enfoca mucho en la música, la catedral tiene su propio festival musical en junio.

Catedral Santa Ana de Belfast. La Catedral de Santa Ana y su arquitectura románica acogen a coros de todo el mundo.

Belfast tiene muchas más sorpresas guardadas para usted, siéntase con libertad de echar un vistazo a este otro artículo en el que se aborda con más detalle.

Dónde dormir en Belfast


Después de todas estas visitas, tendrá que dormir en algún lugar.

Algunos lugares que recomiendo en Belfast:

Después de todos esos paseos, encontrará aquí algunos lugares que le aconsejo:

-la mejor relación calidad-precio: Le Vagabond

-un lugar más cómodo y bien ubicado, pero un poco más caro: Easy Hotel Belfast

-un hotel que le complacerá, muy bien ubicado y con muchas comodidades: Jurys Inn Belfast

-lo mejor de lo mejor. El mejor hotel de Belfast: The Merchant Hotel

Y por supuesto, ¡también puede revisar nuestra lista de los mejores albergues juveniles, B&B y hoteles de Belfast!

Día 2: Rope Bridge y la calzada del gigante


Coja su mochila y sus botas de senderismo, y diríjase al norte hasta Rope Bridge. Si le teme a las alturas, tenga cuidado: esto se va a poner un poco movido. El Rope Bridge es, como su nombre lo indica, un puente de cuerda, y lleva a Rocky Island, una pequeña isla a sólo 20 metros de la costa. Pero tendrá que cruzar estos 20 metros a 30 metros de altura en este pequeño puente que comienza en la cima del acantilado. ¡Las emociones estarán garantizadas! Para recompensar su coraje, encontrará una magnífica vista, diferentes especies de pájaros, y unos pocos delfines que le saludarán. Para los aventureros que van de vuelta, o para los cautelosos que esperan a sus amigos, hay un salón de té que ofrece todo tipo de pasteles, todos hermosos.

Rope Bridge en Irlanda. Es un puente de cuerda de 20 metros a 30 metros de altura y lleva a Rocky Island, una pequeña isla a sólo 20 metros de la costa.

Seguimos en la costa, pero descendemos, y continuamos hacia la Calzada del Gigante. ¡Este probablemente sea uno de mis lugares favoritos en Irlanda! ¡Es magnífico! Seguimos aquí el camino del gigante Finn McCool (en gaélico, “Fionn mac Cumhaill”). Un gigante escocés llamado Benandonner amenaza a Irlanda. Entonces, Finn arranca pedazos del acantilado y los lanza al mar para crear un pasaje y luchar contra Benandonner. Pero no todo sale como se había planeado: Benandonner es bastante fuerte y Finn debe huir. Afortunadamente, la esposa de Finn ha tenido la buena idea de convertirlo en un bebé. Benandonner, al ver un bebé de tal tamaño, imagina lo grande que debe ser el padre y prefiere irse a casa, con miedo de encontrarse con él.

La calzada gigante.

He aquí la leyenda inspirada en estas misteriosas rocas hexagonales. Por suerte, el centro de turistas podrá enseñarle más sobre la geología local. Podrá escalar la Bota del Gigante, una roca con forma de zapato; también podrá sentarte en la Silla de los Deseos, un trono formado por las rocas circundantes reservado para las Damas desde hace algunos años. A lo lejos, podrá ver también un camello que le servía de montura a los gigantes. Si todavía le queda algo de energía, aventúrese por la escalera del pastor (Shepherd’s Steps), que le permitirá subir y bajar el acantilado… ¡con una vista increíble, claro!

Dónde dormir en los alrededores de la calzada del gigante / Giant Causeway


Si desea dormir ahí mismo, encontrará aquí algunos hoteles y B&B que podrán recibirle:

– Carnately Lodge
Ballycastle, condado de Antrim
> Enlace para reservaciones

– Sleepy Hollow B&B
Cushendun, condado de Antrim
> Enlace para reservaciones

Día 3: Visitar el condado de Dongegal


Dormimos en la Isla del Norte, pero cruzamos la frontera para ir un poco más al oeste, al condado de Donegal. Aunque es un poco menos conocido por los turistas, este condado tiene suficiente para seducir con sus impresionantes paisajes celtas. ¡No olvide llevar su cámara!

Condado de Donegal y impresionantes paisajes celtas.

Primera parada, el Dolmen de Kilclooney. Con 6 metros de ancho y 2 metros de alto, es uno de los dólmenes más grandes de Irlanda. Este dolmen guarda una tumba que data del período neolítico. En Kilclooney, encontrará también el Dolmen Centre, donde podrá aprender más sobre los dólmenes de la isla.

El dolmen de Kilclooney. Con 6 metros de ancho y 2 metros de alto, es uno de los dólmenes más grandes de Irlanda.

Continuamos nuestro viaje en el tiempo hacia Inishowen para visitar Grianán de Aileach, el fuerte de piedra que nos lleva de vuelta al año 1700 AC. Ya que está situado en la cima de una colina, Aileach le permitirá admirar Donegal desde las alturas. Se dice que este monumento fue construido en memoria del hijo de Dagda, un dios irlandés.

Grianán de Aileach, el fuerte de piedra que nos lleva de vuelta al año 1700 AC.

Justo al norte del condado, en Portsalon, está la playa de Magherawarden. Más de un kilómetro de arena protegida del caprichoso clima de la costa atlántica. Después de todo lo que ha visitado, se merece un pequeño descanso en la playa.

Playa de Magherawarden, más de un kilómetro de arena protegida del caprichoso clima de la costa atlántica.

Ahora, nos dirigimos al parque nacional de Glenveagh y su castillo. El primer propietario del parque, el Sr. Adair, quería convertirlo en una finca de caza. Tras su muerte en 1885, su esposa se hizo cargo de la finca: mejoró la comodidad y la decoración del castillo, e introdujo ciervos en el terreno. El parque ha estado abierto al público desde 1984. Podrá ver conejos y halcones en las colinas; los ciervos siempre están allí, cerca de los pantanos; y los bosques son esencialmente tierra de zorros.

El castillo está rodeado de jardines con una gran colección de plantas, naranjales y terrazas italianas, desarrollados con el paso de los años y de los propietarios. Se puede acceder a los jardines todo el año, pero el verano es la mejor estación para ello.

Al castillo, solo se puede acceder durante las visitas guiadas.

Parque nacional de Glenveagh. El castillo está rodeado de jardines con una gran colección de plantas, naranjales y terrazas italianas.
Parque nacional de Glenveagh.

Luego, partimos hacia Letterkenny, donde podemos visitar molinos de más de 400 años de antigüedad que se usaban para la producción de lino y maíz. Los molinos de maíz y lino de Newmills siguen funcionando y le permitirán admirar las técnicas de la época.

Terminamos el paseo en una isla muy pequeña al oeste de la costa, las islas Inishfree. Aquí, venimos a disfrutar de la naturaleza; la isla tiene hasta treinta habitantes en verano. Claro que aquí podrá caminar, pero también bucear, viajar en bote, observar flores y pájaros, y participar en talleres culturales.

Dónde dormir en Donegal


Para completar su estancia en Donegal, encontrará aquí algunos hoteles y B&B:

Teach Donncadh B&B
Cruit Island, condado de Donegal
República de Irlanda
> Enlace para reservaciones

Caisleain Oir Hotel
Annagry, Condado de Donegal
República de Irlanda> Enlace para reservaciones

Continúe su viaje por Irlanda con la siguiente sección: Baje a Connemara.

Día adicional: Siguiendo los pasos de Juego de Tronos en Irlanda

Esto será suficiente para ocupar un buen fin de semana. Si le quedan algunos días, también hay una ruta en Irlanda del Norte que podría interesarle. ¡Es una de las locaciones de la serie Juego de Tronos!

Así que podremos seguir los pasos de la familia Stark de Invernalia.

(Encontrará aquí algunas referencias a la serie; si no ha leído los libros o visto la serie, tenga cuidado con los spoilers).

El parque forestal de Tollymore es precisamente el lugar donde tiene lugar la primera escena, cuando tres hombres de la guardia nocturna caen sobre caminantes blancos. Así que nos aventuraremos entre los árboles, tratando de no encontrarnos con nadie de ojos azules y brillantes. Este bosque es el hogar de otras criaturas mágicas, como el cuervo de tres ojos que aparece en los sueños de Bran.

Juegos de tronos en Irlanda.

Luego, seguiremos a Catelyn Stark hasta la abadía de Inch, donde el ejército del joven Robb Stark viene a reclamar a Walder Frey el derecho a cruzar sus dominios. Los alrededores de la abadía han servido de escenario para varias escenas relacionadas con la casa de los Tully (la familia de Catelyn).

Y, finalmente, aquí está Invernalia, o como le llaman aquí: el Castillo de Ward, un hermoso castillo del siglo XVIII donde podrá probar su tiro con arco, e incluso conocer a dos de los actores que viven aquí todo el año. Me refiero a Odín y a Thor, los lobos de la familia Stark (perros inuit, en realidad).

Un poco más adelante, en las llanuras de Carncastle, reconoceremos esta escena del primer episodio en la que un desafortunado soldado de la guardia nocturna es ejecutado por desertar, no sin haber informado de la presencia de caminantes blancos.

Si está buscando a Theon, la familia Greyjoy tiene su base en el puerto de Ballintoy, las famosas Islas de Hierro gobernadas por Balon Greyjoy.

Si quiere aprovechar al máximo la experiencia de Juego de Tronos, estas visitas guiadas en autobús son organizadas por Stones & Thrones (http://www.stonesandthrones.com/).

También puede echarle un vistazo al blog de estas 3 jóvenes que recorren todas las localizaciones de la serie.

Y ese ha sido el norte de la isla, ¡le deseo una estancia mágica!

Continúe su viaje por Irlanda con la siguiente sección: baje a Connemara.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

18 − eighteen =